MAILING – Seguridad en el Correo Electrónico

«Obtén información sobre cómo detectar mensajes de correo electrónico fraudulentos»

1. Identifica amenazas nivel I, fíjate en…

En el remitente: No se puede saber si un correo electrónico es legítimo solo por el remitente. Los estafadores pueden poner los datos que deseen  en un correo electrónico, incluida la información del remitente, para que parezca oficial.

Línea de asunto: Los remitentes, tanto si se trata de empresas legítimas como de estafadores, suelen utilizar líneas de asunto llamativas para que leas sus mensajes.

Logotipos y nombres: En los correos electrónicos se utilizan saludos personales y logotipos de  empresas. Los estafadores pueden falsificar estos elementos, así que no confíes en ellos para juzgar la legitimidad de un correo electrónico.

Enlaces: Los enlaces legítimos y seguros pueden verificarse mediante la experiencia o en una búsqueda online. Merece la pena analizar los enlaces con detenimiento y solo hacer clic en los que estés realmente seguro.

Información de contacto y firmas: La información de contacto legítima y segura debe ser fácil de verificar. Desconfía si no es así.

Direcciones de correo electrónico públicas: Las empresas no suelen utilizar servicios de correo electrónico públicos, como Gmail o Hotmail.

Ofertas de dinero: Ten cuidado con los correos electrónicos que te prometen dinero. Esta es la trampa que los estafadores utilizan para conseguir que actúes sin pensar.

Ortografía y gramática deficientes: Los errores de ortografía y los problemas de gramática en un correo electrónico son signos de advertencia.

Solicitud de información confidencial:  No facilites números de cuenta ni contraseñas.

Enlaces peligrosos: Los estafadores utilizan marcas conocidas para crear enlaces más realistas.

Solicitar una respuesta rápida: A los estafadores utilizan esta trampa para hacer que realices determinada acción rápidamente sin reflexionar.

2. Amenazas nivel II, fíjate en…

Los formularios: Nunca son seguros en los correos electrónicos.

Intentos de asustarte: Los estafadores suelen utilizar trampas como esta para asustarte y hacer que realices alguna acción sin pensarlo. Presta atención a los correos electrónicos que indican que las cuentas han sido congeladas.

Formularios en correos electrónicos: No rellenes nunca un formulario incluido en un correo electrónico.

– Enlaces enmascarados: Es una trampa especialmente engañosa. Los estafadores pueden hacer que un enlace peligroso parezca legítimo.

Declaraciones que parecen legales: Los estafadores utilizan esta trampa para que un correo electrónico parezca oficial.

3. Amenazas nivel III, fíjate en…

He recibido un correo electrónico con un documento adjunto. ¿Puedo abrirlo?

Prestar atención a los archivos adjuntos de los correos electrónicos. Es importante verificar que un correo electrónico es legítimo antes de abrir los archivos.

– Números raros de rastreo: Los estafadores incrustan enlaces peligrosos en números de seguimiento falsos porque saben que los usuarios tendrán la tentación de hacer clic.

Números de teléfono falsos: Los estafadores establecen centros de llamadas y números falsos para engañar y conseguir que proporcionen la información de sus tarjetas de crédito,…

Archivos adjuntos maliciosos: Los estafadores han incrustado software malicioso y virus en los archivos adjuntos. No abras ningún archivo a menos que lo estuvieras esperando o que hayas confirmado que procede con el remitente su seguridad. Presta especial cuidado con los documentos adjuntos que terminan en .exe