¿Por qué nos seguimos ahogando?

¿POR QUÉ NOS SEGUIMOS AHOGANDO?

E‌n 2017, hubo 481 muertes por ahogamiento en nuestros ríos, playas y piscinas.

¿Falta de concienciación del riesgo?

No hay mañana veraniega que nos levantemos sin leer la noticia que un niño se ha ahogado en una piscina, que un varón a fallecido al saltar desde un espigón, o que un anciano no respeto la bandera roja y acabó en tragedia.

En el 95% de los casos, las muertes se producen en zonas sin vigilancia. Estos datos invitan a la reflexión.

Es evidente una falta de concienciación del riesgo de fallecer por ahogamiento en
verano. Estación que invita a relajarse, a bajar la guardia y en cierta media a
infravalorar los riesgos de los que nos acompaña.

Una reglamentación más severa, y una gran campaña gobernativa en materia de
concienciación, parece ser la solución.

Nuestros consejos:
1. Padres más pendientes de sus hijos, y menos del Like de la última foto subida en las
redes sociales.
2. Si no sabe nadar no se meta. Disfrute del agua en zonas que no le cubran.
3. Lleve trajes de baño de colores vivos, son más fáciles de identificar en el agua.
4. Si está en la naturaleza, antes de meterse en el agua observa tú entorno. Con el fin de evitar agujeros, remolinos, corrientes,…
5. No se meta en el agua si ha ingerido alcohol o drogas, merman su coordinación.
6. Aprenda el RCP, puede salvar a otra persona. Cada segundo cuenta.
7. Antes de meterse en el agua moje puntos de su cuerpo como las muñecas, el abdomen, los tobillos y la nuca.
8. Respeto al color de la bandera en las playas.
9. Corrientes de resaca. Si cae en ella, no pierda la calma y nade paralelo a la orilla.
10. Instalación de vallado en las piscinas.
11. En las piscinas no deje juguetes en el agua, evitaremos que otro niño se lance a
por ellos.
12. No corra cerca de toboganes, escaleras y bordillos en de la piscina.